26
Jul 10

Coherencia Vital: Pensar

PENSAMIENTO INDIGO

Ha pasado un mes y medio desde que planteé la importancia del pensamiento como uno de los pilares de la coherencia vital. Y también en su momento, mencioné cuatro tipos de pensamiento.

La realidad es muy dinámica, y, como muchos de Ustedes podrán imaginar, he investigado, y he ampliado mi reflexión, dándome  cuenta que había que agregar un par de dimensiones más al pensamiento, para contar con un prisma con la cantidad de facetas necesarias  como para iluminar las situaciones complejas que se nos presentan a diario.

Cuáles son estas seis maneras de pensamiento?

Visual: Cuando nos valemos de herramientas visuales para comprender, compartir, comunicar, y de alguna manera tangibilizar nuestras ideas;  y también para proponer y facilitar soluciones a problemas complejos.

Integrativo: Cuando somos capaces de convivir con dilemas, con tensiones producidas por decisiones aparentemente opuestas e irreconciliables, cuando podemos diseñar una opción alternativa que integre y resuelva dicha tensión, generando valor nuevo.

Sistémico: Cuando vemos la realidad como un todo, cuando nos enfocamos en las interdependencias y no en los actores, cuando tenemos la capacidad de entender y anticipar maneras posibles en las que una situación compleja pueda evolucionar, cuando reconocemos patrones que se repiten en contextos muy diversos. Cuando entendemos que son las percepciones las que generan las decisiones. Cuando aprendemos a identificar puntos de apalancamiento.

Creativo: Cuando generamos ideas nuevas, que luego permitirán que la cosa, sea. Cuando generamos diferenciación en lo que hacemos.  Cuando pensamos lateralmente, o fuera  o dentro de la caja. Cuando utilizamos métodos sistemáticos para crear.

Artístico: Cuando operamos a partir de la sensibilidad. Cuando Improvisamos. Cuando trabajamos de manera colaborativa y sinérgica. Cuando partimos de la hoja en blanco, sin saber donde llegaremos.

De Diseño: Cuando operamos como lo haría un diseñador.  Cuando partimos del brief y llegamos a la prueba de los prototipos, y al lanzamiento. Cuando nos movemos muy bien con los intangibles, y los hacemos tangibles.

Si, así es. Las diferencias son muy sutiles.

Es mi hipótesis que una correcta selección / integración de estos seis tipos de pensamiento,  fortalecerá el abordaje de situaciones poco estructuradas, borrosas, con alto nivel de riesgo e incertidumbre, y ultra complejas.

A esta integración la denomino Pensamiento Índigo,  en homenaje a aquellos niños brillantes, a quienes deberíamos tratar de emular al pensar o al abordar situaciones típicas de las nuevas realidades.

Hasta la próxima!


Copyright © 2017 Fabian Szulanski – Blog
Proudly powered by WordPress, Free WordPress Themes, and Linux Hosting